LatPro.com

2 hábitos que demuestran que eres una persona confiable y madura

Yo conozco a un desarrollador que desea hacer todos los proyectos atractivos. Los pide y quiere hablar de ellos. Puedes pensar que este tipo de entusiasmo te convertirá en una estrella frente a tu jefe. Y hasta cierto punto puede ser así. Pero, ¿qué pasa si mi desarrollador quiere hablar acerca de otros proyectos atractivos cuando todavía hay muchos que no ha terminado?

Ese es un hábito peligroso para tu carrera porque puede darle a tu jefe la impresión de que tomas las cosas a la ligera – que eres alguien que intentará hacer todo lo que tiene a su alcance dejando trabajos a medias.

Aquellas personas que realmente tienen éxito, lo hacen porque se encargan de muy pocos proyectos y lo hacen muy bien. A continuación hay dos ingredientes críticos para lograr esto.

1. Conoce las prioridades de tu jefe y apégate a ellas. Él es quien decide lo que sí es y lo que no es importante. Si no te está guiando con claridad, tendrás que hacer preguntas hasta que realmente sepas qué es en lo que estás trabajando. Ayuda a tu jefe a comprender los pros y los contras.

Si quieres hablar de algo que actualmente no figura en los primeros sitios de tu lista de proyectos importantes, asegúrate de primero presentar un avance sobre los principales proyectos que se están desarrollando antes de introducir otro tema.

2. Di ‘no’ cuando asuntos de poca prioridad afectarán tu desempeño al realizar proyectos importantes. Aunque sea tentador para ti asumir un proyecto que tu jefe menciona, también es tentador para tu jefe asignarte demasiados proyectos. Todos vemos grandes metas que nos sobrepasan. Cuando dices ‘no,’ simplemente estás aportando una dosis de realidad a la discusión y eso es una muestra de madurez.

Sin embargo, lo inteligente de tu parte es decir ‘no’ con mucho tacto. Puedes decir algo así como “Eric, ¿puedes apoyarme a priorizar mis otros proyectos?” y luego agregar, “en base a esas prioridades, probablemente haré ese proyecto el siguiente cuatrimestre, ¿te parece bien?”

Cuando te concentres religiosamente en las prioridades de tu jefe, construirás una buena reputación por hacer las cosas bien, por aceptar la orientación con buena actitud y trabajar bien en equipo. Tu jefe verá que comprendes el significado de la frase, ‘el que mucho abarca poco aprieta’.

La perfección se logra, no cuando no hay nada más que agregar, sino cuando no hay nada qué eliminar.

– Antoine de Saint-Exupery

< anterior  trabajar con inteligencia  siguiente

Eric Shannon


Agregar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.