LatPro.com

Trabaja como un cirujano

Tres semanas después de que contraté a María (no es su nombre verdadero) ella repartió el primer boletín en mi nombre.

Publicó el borrador en vez de la versión final. El inglés no es la lengua materna de María y el borrador estaba lleno de errores gramaticales. Este fue el primer error público que mi empresa cometió.

Me sentí muy avergonzado. Pese a ello, María se equivocó mucho durante dos años hasta que finalmente la despedí. Al tener poca experiencia para administrar a los empleados o dirigir una compañía, yo era un jefe bastante patético (hace 10 años).

Si tú cometes errores en el trabajo como María, es posible que por un rato no se den cuenta. O puedes usar listas para no equivocarte. Desde que Atul Gawande surgió con su libro The Checklist Manifesto, yo he estado usando listas y recomendado a mi equipo que también las use. De hecho, ahora tenemos una lista para cuando queremos despedir a personas como María. También usamos listas para reclutar, entrevistar y confirmar referencias.

¿Tú te sentirías humillado si tu jefe te pidiera que usaras una lista para una tarea sencilla que has realizado antes, en muchas ocasiones? Si tu respuesta fue afirmativa, imagínate que te están a punto de extirpar el apéndice y el cirujano es uno de los mejores del país. ¿Necesita tener una lista como esta?:

1. Lávate las manos

Quizás no. ¿De todos modos quieres que te opere? Yo sí.

Si egresaste de la Universidad tal vez crees que la vida es sencilla. Pero si ya lidiaste con los grandes traumas de la vida como son la muerte, el divorcio, mudarse, una enfermedad, etc., entiendes muy bien por qué las listas no son para los tontos.

Los expertos son susceptibles al estrés y las distracciones, igual que todos los demás; por eso las listas que salvan vidas podrían salvar su trabajo algún día. Úsalas.


< anterior
  trabajar con inteligencia  siguiente >

Eric Shannon


Agregar Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.