Latpro.com

Lista completa de pendientes de la guía para buscar empleo

Para que te contraten, tendrás que ser el número uno en la lista de pendientes de cualquier reclutador y pedir el trabajo directamente. Así hay que hacer esto – en pocas palabras, invierte más tiempo en tu preparación que cualquier otro candidato. Usa la lista a continuación (como podría hacerlo un buen cirujano) y cubre cada detalle por “pequeño” que sea.

Los reclutadores como yo están sedientos por encontrar esas cosas sencillas que puedes proporcionar sin ningún esfuerzo. Okey… en realidad esto sí requiere esfuerzo, incluso es más bien una labor de tiempo completo. Y recuerda, si enredas esos “pequeños” detalles, el reclutador pensará, “¡vaya, ni siquiera se molestó en _______!” mientras elimina tu nombre de la lista.

La guía completa de búsqueda de trabajo  es una lectura importante para quien no ha tenido el privilegio de dirigir una organización. Eso es porque ya sabes cómo piensan los administradores, entonces la búsqueda de empleo se convierte en una especie de juego. Primero lee la versión amplia y luego usa esta lista para que registres tu progreso cada vez que solicites un trabajo.

El comienzo

1. Conócete. Debes saber para que sirves y qué disfrutas. Busca puestos que cubran completamente estos aspectos.
2. Busca empresas que están teniendo éxito en tu colonia. Si no tienes problema con mudarte, busca primero las ciudades que están gozando una buena racha.
3. Desconéctate del internet y envía una carta de propuesta. La leerán porque casi nadie las manda. Dale seguimiento con llamadas telefónicas.
4. Cuando encuentres una empresa que te fascina procura hacer que te contraten ahí. No pierdas el contacto.
5. Invierte un tercio de tu tiempo revisando bolsas de trabajo, pero no más. Recuerda que los empleadores apenas hacen el 33% de sus contrataciones usando bolsas de trabajo, eso significa que el 66% viene de otras fuentes.

Primer contacto – portadas y cartas de propuestas valiosas

1. Habla acerca de las necesidades con el empleador – no de lo que tú quieres.
2. Sé breve – dos o tres párrafos breves (6 a 9 oraciones en total).
3. Di lo que haces, cómo lo haces y cual es el resultado (qué impacto has tenido).
4. Explica por qué estás buscando trabajo y si esto es una carta de propuesta, incluye tu rango salarial deseado.

Tu currículum

1. Usa un formato limpio y con elementos mínimos.
2. Habla acerca de tus logros, no de tus responsabilidades. Describe el impacto que has tenido.
3. Haz una conexión con el reclutador mostrando lo que es relevante al puesto para el que estás aplicando. Une las palabras clave de la descripción del empleo.
4. Incluye detalles importantes – números. ¿Cuántas personas supervisaste? ¿Cuántos clientes administraste?
5. No abrevies, no uses jerga de tu campo profesional y evita los errores ortográficos. Lee en voz alta para ti mismo para que evites cualquier error.

Redes sociales

1. Realiza entrevistas informativas para formar relaciones (no para conseguir un trabajo) con gente que pueda ayudarte.
2. Busque trabajar en empresas donde ya conoces a alguien.
3. Mantén su perfil actualizado en Linkedin y colecciona unas cuantas recomendaciones.
4. Trabaja como voluntario en una asociación de intercambio o profesional en un puesto que te pondrá en contacto con oradores.
5. Escribe un blog acerca de un interés profesional y preséntate a otros blogueros de tu nicho laboral.

Entrevistas

1. Investiga la empresa, la administración y a tu entrevistador. Esto es un punto crítico – tómate el tiempo de leer todo lo que encuentres.
2. Debes saber por qué quieres trabajar para esta empresa y tienes que poder explicarlo.
3. Escribe un par de puntos buenos y dos puntos malos de cada puesto que has tenido. Prepárate para contar una historia de cada uno de ellos que ilustre tus fortalezas, el impacto que has tenido o lo que aprendiste de tus errores.
4. Escribe una lista de preguntas que surgieron de la investigación que hiciste (pero primero pide una compensación bajo tu propio riesgo).
5. Pide a tu entrevistador que describa las cualidades del candidato ideal, al principio de la entrevista. Necesitas confirmar lo que piensas que sabes acerca del trabajo antes de conducir la entrevista por el camino equivocado.
6. Practica responder preguntas comunes de este tipo de entrevistas sin trabarte.
7. Lleva copias de tu currículum y de tu libreta.
8. Revisa todos los materiales que planeas ofrecer – lee todo en voz alta.
9. Pon atención en tu lenguaje corporal y en de tus entrevistadores.
10. Haz una buena conexión: No fumes antes de la entrevista, llega a tiempo, vístete bien, no uses perfume, apaga tu teléfono, saluda de mano con firmeza, establece contacto visual, sonríe, y use el nombre del entrevistador. Trata a todos los que conozcas de buena manera y recuerda el nombre de todos los que conozcas. Busca a amigos mutuos o intereses compartidos y plantéaselo al entrevistador. Ten seguridad en ti mismo y sé positivo – no hables mal de un jefe que tuviste.
11. Pide retroalimentación en tu entrevista, luego pide el trabajo (el cierre).
12. No te tardes en enviar un correo electrónico para dar las gracias luego de cada llamada o entrevista en persona que tengas y dale al reclutador algo que permita que te recuerde. Este es un ejemplo increíble (así es, le dieron el trabajo).

Referencias

1. Mantén contacto con tus supervisores y colegas anteriores para que les des referencias.
2. Debes saber la respuesta antes de que ofrezcas tus servicios. Pregúntales como te calificarían en una escala del 1 al 10, pide explicaciones, y que necesitas para mejorar tu calificación.

Presentación

1. Comprende que tener el perfil cultural adecuado es un factor importante a la hora de contratar a alguien y también considera que te están analizando desde ese punto de vista.
2. Investiga la empresa para que encajes mejor con una forma de vestir, de verte y de hablar como si ya fueras parte del equipo.
3. No fumes ni uses perfumes, colonias o nada que huela.
4. Consigue retroalimentación de alguien que te diga la cruda verdad sobre su ropa, tu aspecto, tu discurso, tu saludo, tu blog, tu sitio web y tu escritura.
5. Preséntate listo para dar la batalla – alegre y dinámico. Controla el proceso.

Eric Shannon

1 comment